miércoles, 25 de abril de 2012

Y el plan del PP para salir de la crisis es...

Pasados ya los 100 días de rigor del Gobierno del Partido Popular, vemos que han sido ellos los que no han dado el plazo de cortesía a la ciudadanía. En apenas 100 días, y con el pretexto de reducir el déficit, el Gobierno de Rajoy ha puesto en funcionamiento toda una batería de medidas con un único y claro objetivo: acabar con el Estado de Bienestar.

Llegar a esta conclusión no ha sido muy difícil, puesto que sólo he tenido que revisar las partidas que más "ajuste" (que palabra más bonita, "ajuste") han sufrido para ver por donde van los tiros: sanidad, educación... Pero más complicado se me hace explicar cuál puede ser el plan del Gobierno para salir de la recesión y empezar a crear empleo. Porque, querid@s lectores, por muchas vueltas que le doy, no encuentro el truco al asunto.

Reforma laboral

La primera de las cuestiones es que en el Estado español vamos a por los 6 millones de parad@s más rápido que el puñetero Ave. Cuando en la carrera de Ciencias Políticas algún profesor de historia económica te explica como el señor Keynes dio con la fórmula mágica para salir del crack del 29 (fórmula que no comparto, en tanto en cuanto no es más que prolongar la agonía de un sistema caduco), te explican cómo mediante la inversión pública (obras públicas, infraestructuras...) se da un primer impulso que tuvo por objetivo aumentar el poder adquisitivo de la clase trabajadora, que a su vez propició un crecimiento del consumo, y esto por consiguiente de la producción. Claro que, el pobre Keynes no se paró a pensar en el déficit; ese dato que los discípulos de Hayek y Milton Friedman no pueden ver crecer nunca, puesto que el mercado es sabio y se autorregula el solito... 

Claro. Ahora te planteas cómo demonios piensa crear empleo el Gobierno del PP, si la reforma laboral ha abaratado el despido (20 días por año trabajado), ha desregularizado los ERE (que ahora se pueden presentar sin previa revisión de la institución competente), y además ha sumado como causa de "despido procedente" la bajada de los ingresos previstos durante unos meses continuados (ojo, que no hablamos de pérdidas, sino que se deje de ganar lo estimado). Y para el que niegue que esta reforma DESTRUYE empleo, ahí va una selección de noticias económicas:

  • Diario de León:  Los trabajadores con ERE se disparan un 369% con la nueva reforma laboral
  • Levante-emv:  La reforma laboral dispara un 50 % los expedientes de despidos en las firmas valencianas
  • Diario Vasco: Los ERE se duplican en Euskadi 
  • Expansión: La tasa de paro llegó al entorno del 24 % en marzo, según el Banco de España
  • El periódico: La tasa de paro juvenil española supera el récord histórico del 50%
Pérdida de poder adquisitivo

Damos por hecho que si hay más paro, perdemos poder adquisitivo, pero... ¿y los que tienen la suerte de tener empleo? Pues bien, por una parte tenemos la brillante idea de poder encadenar contratos de prácticas a granel (o sea, que cobras el 70% del salario normal para ese puesto), la subida del IRPF al 21%, el copago sanitario (bah, si total, son 8 cafés), la subida de los precios de los carburantes, la subida de las tasas universitarias, y la más que inminente subida del IVA, dejan las economías familiares gravemente tocadas. 

Golpe a los sectores estratégicos 

Y claro, hoy se aprueban los Presupuestos Generales del Estado con la mayoría absoluta del PP. En esta bonita amalgama de palos, golpes y capones al Estado de Bienestar destacan dos aspectos: la bajada en un 25% de la inversión en I+D+i, y la supresión de las subvenciones a las energías renovables. Esto tiene varias consecuencias inmediatas; en primer lugar, el descenso en investigación en momentos de crisis sólo se les puede ocurrir a unos cafres. El estado español carece de un sector líder a nivel europeo (bueno sí, el de los chorizos) y tan sólo por medio de la investigación se puede llegar a la cúspide en algún sector que a la larga traiga empleo. Por otro lado, si existía algún sector en el que España fuese vanguardia, este era el de las renovables, pero claro, poco ha tardado el ministro Soria en plegarse a las exigencias de las grandes compañías eléctricas que, además, volverán a subir las tarifas para el verano. Eso sí, ya llegarán lo alemanes, como hicieron hace 5 años con la tecnología fotovoltaica, a comprar lo desarrollado hasta el momento y le aplicarán un mínimo de inversión para quedarse con el mérito, el modelo, el empleo y el dinero.

Y el plan del PP para salir de la crisis es... 

Entonces, si cada vez hay más paro, si se adoptan medidas destinadas a la caída del poder adquisitivo, si se recorta en educación e investigación, si se desarticulan los sectores estratégicos, si se otorgan amnistías fiscales a los defraudadores, si se criminaliza a los inmigrantes, parados, pensionistas y estudiantes... La receta del PP para crear empleo es llevarnos a la subsistencia, obligarnos a trabajar por menos dinero, en peores condiciones y pagando por lo que ya pagamos con los impuestos. Empujarnos al trabajo en "B", que tan bien maneja la CEOE, que así no paga cotizaciones, los obreros cobran menos, el sistema de Seguridad Social se viene abajo y, ya de paso, hacemos negocio de ello con la sanidad privada y las aseguradoras. 

Pues eso, que tranquilos todos, que esta noche hay futbol, mañana juega Nadal, y la Esteban está a todas horas. Eso sí, la culpa es de los negros, que nos quitan el trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario